Amenazas han desplazado a los maestros

0
226
En Santa Bárbara de Iscuandé habitan cerca de 15.000 personas, unas 3500 en el casco urbano y el resto en la zona rural, según la Alcaldía. Ingrid Valderruten / El País

Viaje por el andén del Pacífico: amenazas han desplazado a los maestros de Iscuandé

La educación la imparten 47 docentes, pero les faltan 7, que en su mayoría se han ido por amenazas, inclusive a principios de año se realizó un paro …


Alfredo Oliveros Montaño tiene 61 años, es iscuandereño y coordinador de la institución educativa politécnica Santa Bárbara de Iscuandé. Ama ser docente y aunque no lo dice con sus propias palabras es fácil deducirlo cuando empieza a llorar porque varios profesores han abandonado su escuela sin terminar el año.

“Hoy (noviembre 8), faltando dos meses para terminar un año de clases, nos retiran una docente que venía atendiendo el grado cuarto de primaria, la trasladan a otro lugar porque ella se declara amenazada, pero no la reemplazan. Yo me pregunto qué va a pasar con todos esos niños que ya transitaron un año escolar y van a perder por falta de profesor”, dice Oliveros, mientras se seca las lágrimas y le pide a la misión humanitaria de la Defensoría del Pueblo Nacional, que visitó Iscuandé el pasado 8 de noviembre, que interceda para que no se vulnere el derecho a la educación de este pueblo nariñense. 

En Santa Bárbara de Iscuandé habitan cerca de 15.000 personas, y su institución educativa atiende a 1300 estudiantes, que deben repartirse en dos jornadas para recibir clases. La educación la imparten 47 docentes, pero les faltan 7, que en su mayoría se han ido por amenazas, inclusive a principios de año se realizó un paro por la situación. Sin embargo, Oliveros asegura que aún no se ha podido verificar la veracidad de las amenazas.

Faltan oportunidades para los muchachos. Cuando terminan de estudiar, los que no pueden ser enviados a otras partes se quedan deambulando por aquí, engrosando las filas de vagancia” Alfredo Oliveros Docente
“Aquí siempre se ha violado el derecho a la educación, siempre nos dejan de últimos cuando deberíamos ser tratados con igualdad”, afirma el estudiante Sherman Caicedo.

El coordinador de la escuela solo pide que sus voces lleguen hasta el Gobierno Nacional para que les den solución: “En esta zona donde nos encontramos, que para el país no es oculto, donde ha habido tanta violencia causada por actores externos, si los niños no estudian los grupos armados los van a reclutar, si no tienen cómo capacitarse, pues van a tener que coger cualquier destino”, añade Oliveros.

Y el temor de este docente iscuandereño tiene toda validez, pues aunque la firma de paz con las Farc trajo un poco de tranquilidad, la presencia de grupos armados sigue generando incertidumbre en este territorio.

“La gente vive bien, pero asustadita. En tres meses han matado tres muchachos, dos en la cabecera municipal y otro en un corregimiento, es gente trabajadora, que trabaja en la minería, no se sabe por qué ni qué grupo los mató”, dice un habitante del municipio y añade que en Iscuandé siempre han existido las Farc (hoy, a través de disidencias), los paramilitares “y últimamente han hecho presencia los ‘elenos’ (guerrilleros del ELN)”.

Al respecto, Simón Estupiñán, secretario de Gobierno de Iscuandé, advierte que el conflicto armado en los pueblos del pacífico nariñense sigue “viviente” y es necesario que se intensifique el pie de fuerza para contrarrestar cualquier situación adversa que se pueda registrar.

Más información aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.